La velocidad de tu marca

Tienes al clásico cliente que quiere todo cada vez más rápido, tienes a una competencia que tal vez es más rápida que tú, tus clientes cada día quieren todo más y más rápido. Hoy tu marca necesita ir más rápido ¿Pero tú y tu equipo de trabajo se están volviendo más rápidos? ¿Sabes que es lo que más le imprime velocidad a tu empresa o a tu marca?

La desconfianza en una sociedad impone un tipo de impuesto en todas las formas de actividad económica, un impuesto que las sociedades con alta confianza, no tiene que pagar.

Francis Fukuyama

Según Stephen Covey la confianza es lo que más velocidad imprime a las empresas. Ya que las empresas, personas y sociedades que no tienen confianza mutua tienen que pagar un alto costo en leyes, estructuras, burocracias, supervisores, etcétera.

Si quieres ser una persona más confiable o que tu organización trabaje con mayor velocidad, te comparto algunas de las acciones que aprendí de Stephen Covey y que más me han ayudado a ganar velocidad y ser así más competitivo en todos los niveles.

Covey

1.-Se coherente, es decir, actúa de acuerdo con tus valores y busca que no haya una diferencia entre lo que piensas internamente y lo que dices o haces.

2.-Se humilde, reconoce lo que sabes y acepta lo que no, preocúpate más por la verdad que por querer tener siempre la razón.

3.-Ten coraje para hacer lo correcto sin importar las implicaciones, es mejor dar una comisión a un colaborador que no está contigo, aunque creas que no se iba a enterar.

4.-Desarrolla tus habilidades y talentos constantemente, no creas que ya lo sabes todo; ten claro a dónde vas, es más fácil seguir a alguien con claridad. Si crees que con este artículo tu confianza va a incrementar muchísimo no va a suceder, te recomiendo leer el libro de Stephen Covey: The speed of trust.

5.-Concreta tus resultados y hazte cargo de ellos, no solo te quedes en las actividades sino enfócate en generar resultados, asume desde el principio que lo vas a lograr.

6.-Habla derecho, di lo que te sucede, lo que piensas, no ocultes tu agenda; el ocultar información o aderezarla puede traerle un gran costo a tus relaciones y a tus resultados.

7.-Trata a los otros como te gustaría ser tratado, ya lo sabes y es real, ahora enfócate en pequeñas acciones todos los días para dejar clara tu postura en cuanto al respeto.

8.-No le tengas miedo a la verdad, la verdad nos hará libres decía Jesús de Nazaret, además cada día se vuelve más una tendencia que genera credibilidad en los negocios. Ej: Permitirle a tus clientes que vean tu cocina es ser transparente, decirle a tus empleados los problemas es ser transparente

9.-Acepta tus errores y hazte cargo de ellos; me he dado cuenta que, cuando me equivoco con mis clientes y les ofrezco nuestra garantía de satisfacción 100% a través de un servicio del mismo valor, no sólo se recupera la confianza sino que suele aumentar.

10.- Tu eres quien otorga las medallas, no quien las recibe, asegúrate de reconocer el trabajo de tu equipo y hacerlos brillar a ellos. Tira el “Yo-yo”

La confianza te ayuda a eliminar “candados” a fortalecer relaciones, a poder poner las cosas que tu consideras valiosos en manos de alguien más como lo es tu equipo, pero si eres de confiar, tus clientes pondrán aquello que consideran valioso en tus manos y eso implicara más negocios.

Como haz podido ver, la confianza no es una receta secreta que se aumenta de un día a otro, es algo de todos los días y requiere cambiar hábitos, formas de ser y de desarrollar a tu gente.

Aquí te comparto acciones sencillas para ir desarrollando a tu gente:

  • Deja de tener conversaciones cerradas y comienza a involucrar a la gente con ideas para favorecer tu negocio.
  • Cumple todas tus promesas, si crees que no la vas a cumplir no las hagas y si es inevitable cumplirla, renegocia tu promesa antes de que llegue el tiempo de cumplimiento.
  • En las conversaciones del día a día acepta tus errores y di “me equivoque”, me haré cargo de este problema de esta forma… y pregúntale a tu equipo que hubieran hecho ellos, corrige las acciones que no formen parte de los valores de tu empresa.
  • Para que tú y tu gente se hagan cargo de sus resultados, necesitan ser responsables, te recomiendo leer mi artículo anterior “líder o víctima” mientras tanto recuerda que quien le echa la culpa a cualquier factor externo es un irresponsable.
  • Para el cierre de año busca hacer una fiesta donde se celebren los resultados de toda la gente por mínimos que parezcan, agradece y reconoce.

 

Fernando Córdova H

@InhalaExhala

Para Alto Ejecutivo Mag

@alto_ejecutivo

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: