19S #GraciasMéxico

portadaAun cuando es necesario continuar y retomar nuestras actividades, resulta imposible no destacar lo sucedido en México durante el pasado mes de septiembre. Esta revista, sus contenidos, artículos y todos quienes colaboramos en ella, tenemos una misión en común, promover el liderazgo, las buenas prácticas y la ética, para colaborar en el desarrollo positivo de las personas. Y fueron todos estos valores lo que vimos después de la tragedia, así que dedicamos esta edición a todos aquellos ciudadanos, entidades, empresas, Instituciones, voluntarios y rescatistas que se volcaron a las calles con la única misión de ayudar.

Y es que tal vez ya se ha dicho todo, pero es casi imposible no emocionarse con la gran reacción de los mexicanos. Y me refiero a mexicanos y no sólo ciudadanía porque, si bien se cometieron algunos errores, hubo desorganización y no faltaron los abusivos (como suele pasar en cualquier situación de crisis), fue la participación y ayuda de casi todos los sectores lo que hizo que la emergencia fuera atendida de la mejor manera posible. Fuimos testigos de algo casi imposible de ver en cualquier país del mundo, mandatarios, voluntarios, rescatistas, gobiernos e Instituciones, trabajando hombro a hombro con la ciudadanía con la clara meta de reconstruir su nación.

Muchos de nosotros volvimos a sentirnos orgullosos de ser mexicanos, recobramos la esperanza y fe en nuestros compatriotas y nuestro país. Desempolvamos aquel sentimiento que teníamos arrumbado en nuestras desgracias, el patriotismo, y revivió con más fuerza que nunca.

Volvimos a saludar a nuestros vecinos, a preocuparnos por los demás, a sonreírnos. Recordamos aquello que es la cortesía, la amabilidad y la empatía. Y volvimos a confiar en nosotros, pero, tal vez lo más importante, volvimos a confiar en los demás. Fuimos capaces de exigir de manera abrumadora, el destino de los recursos asignados a las campañas políticas.

Nos dimos cuenta de que esa división de opiniones en la que estábamos sumergidos, ocasionada principalmente por políticos ambiciosos, sólo sirve para fortalecer a partidos políticos y mandatarios irresponsables, vimos que era reversible y que sí es posible trabajar juntos por una misma causa. Ojalá seamos capaces de entender que no necesitamos cargar con una tragedia para explotar el poder que tenemos como sociedad.

Con las elecciones presidenciales tan cercanas, sabemos que se avecina una nueva tormenta. Un gran desafío para los mexicanos de la que, estoy seguro, saldremos bien librados. Está amarga experiencia nos ha dejado claro que somos poderosos, inteligentes y que unidos somos invencibles.

 

¡Gracias México!

Israel Reyna Abud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: