Expresso Doble organizacional

Por Fernando Córdova H

Es probable que de vez en cuando, llegues a tu trabajo y sientas que necesitas un café para despertar y alcanzar la energía necesaria para realizar todas las tareas del día, sin embargo, te tengo una buena noticia, ya no necesitarás tanto café y te darás cuenta de que tu propio cuerpo puede generar la energía suficiente para que nunca dependas de algo externo, la solución es sencilla: gratitud y vocación.

expdoble

Pierdes la motivación y la energía cada vez que olvidas lo que le da sentido a tu vida, cada vez que te enfocas en lo que no tienes, cada vez que crees que para ser feliz necesitas más y más, crecer y crecer, cuando la misma naturaleza nos muestra que el crecimiento constante sin límites se llama cáncer.

Así que cuando te haga falta energía, cuando creas que solo un expresso doble te puede salvar, échale un ojo a las siguientes acciones que han tenido gran éxito con las más de las 50,000 personas con las que he trabajado:

  1. Reconoce todas las cosas increíbles que has tenido en tu vida: familia, amigos, aprendizajes, oportunidades, viajes, entre otras. Date cuenta y enfócate en todo aquello positivo que has recibido y agradece cada una de ellas.
  2. Asómbrate y observa tu propio cuerpo, en donde estás sentado, y maravíllate de lo asombrosa que es la realidad que estás viviendo en este instante. Responde estas preguntas: ¿Gracias a quien estoy aquí? ¿Gracias a cuántas personas he llegado hasta aquí? ¿Cuántas personas me han ayudado? ¿Cuántas personas ayudaron para que los últimos alimentos que comí hayan llegado hasta mí? ¿Cuántas personas colaboraron para que el lugar donde me encuentro ahora se haya realizado?
  3. Acéptate y agradece quien eres, tu cuerpo, tu inteligencia, tu trabajo, el transporte en el que te mueves, la forma de vida que llevas, deja de compararte con los demás y reconoce que es un gran milagro el hecho de que tú en este momento puedas leer estas letras sin haber hecho prácticamente nada.
  4. Aléjate del merezco, pensar que las cosas deberían de ser o dejar de ser de una forma solo porque “te lo mereces” te conectará con la soberbia y te hará creer que tú debes ser preferido por otros, creyendo que mereces más que otros y al observar que eres tratado diferente a otros, solo sufrirás y poco a poco perderás motivación.
  5. Di gracias cada vez que sea oportuno, nunca te quedes con la oportunidad de agradecerle al otro su trabajo, un gesto, su ayuda etcétera ¿Crees que el decir gracias te hace menos o que no se dice gracias cuando es el deber del otro? pues el “gracias” en realidad te sirve más a ti que al otro, ya que te hace reconocer lo que recibes y no dar por hecho que es lo que debería ser.
  6. Háblale a un amigo que te haya ayudado en algún momento de tu vida, márcale por teléfono y dale gracias por ese momento, te darás cuenta que ese simple acto inundará tu corazón de alegría y energía.
  7. Dale la vuelta a los problemas que tienes, cambia tu enfoque pensando en que son un regalo y descubre qué es lo que la situación te puede enseñar. Ok, tal vez crees que un asalto o situación peligrosa de ninguna forma puede ser un regalo, pero si observas con atención, te darás cuenta que de cualquier suceso hay algo que agradecer, una enseñanza que compartir.
  8. Recuerda qué es lo que te mueve, qué es lo que hace que te despiertes todos los días, cuál es el sentido trascendente de todo lo que haces y contáctate con eso, recuerda que el dinero es una consecuencia, de las cosas que hacemos.

Shots de inspiración

  • Háblale al mayor número de personas que te hayan ayudado en algo y agradéceles
  • En las mañanas, imagina todo el camino que tuvo que pasar el desayuno hasta llegar a tu mesa y disfrútalo con gratitud
  • Antes de hacer un trabajo que no sea tan divertido, recuerda cuál es la verdadera razón por la que lo estás realizando
  • Cuando sientas pesadez por el trabajo que realizas, recuerda que tú decidiste estar ahí y tú puedes cambiar cuando quieras
  • Di gracias cada vez que puedas

 

“Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada fuese un milagro, la otra es como si todo fuese un milagro.”

-ALBERT EINSTEIN

Twitter/ Facebook /instagram: inhalaexhala

Web: www.inhala.org

 

Icono OK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: