PRODUCTIVIDAD Y PODER

Por Marco Antonio Escotto

 

La palabra “productividad”, es un concepto de sistemas que significa “hacer más con menos”, y requiere especificar el nivel de sistema del que estamos hablando. Podemos hablar de productividad de una máquina, de productividad de un grupo de trabajadores, (productividad laboral), de productividad de un departamento, de una gerencia, de una dirección, de una empresa, de un sector industrial, de un país, de una región, etc. En este artículo nos vamos a concentrar en la productividad de una empresa, que significa “cómo generar la mayor riqueza posible, al menor costo”, donde las palabras “riqueza” y “costo”, son conceptos amplios, que no significan solamente dinero, sino riqueza en calidad humana, en calidad de productos y servicios, en calidad de vida, y, por supuesto, riqueza económica. En cuanto al costo, hablamos de conflictos, desgaste en las relaciones interpersonales, pérdida de vida familiar y, por supuesto, costo económico.

prdc1

Para que una empresa sea productiva, es indispensable decidir cuál es el tipo de poder que se va a manejar en las relaciones interpersonales, dentro de la cultura organizacional. Estamos inmersos en una cultura de poder autoritario o coercitivo, donde se considera que el poder es algo que se ejerce “sobre otros”. Sin embargo, en mi experiencia y sin lugar a dudas, es posible generar mayor riqueza con un paradigma diferente del poder.

El poder, es la capacidad que todos los seres humanos tenemos de actuar o dejar de actuar, para acercarnos o alejarnos de cumplir nuestras propias metas y las del equipo. Y existen básicamente cuatro tipos de relaciones de poder, entre las personas y los grupos. Una de ellas, es la que genera mayor productividad.

Cuando dos personas o dos grupos se conocen, toman inconsciente y automáticamente una decisión, que puede ser “soy más que él o ella”, entonces la persona, o el grupo, va a tratar de ponerse “sobre” el otro, o los otros. Esta posición implica, la intención de dominar sobre el otro, un sentimiento de superioridad, la idea de “yo soy muy importante”, y el deseo de guiar, enseñar, cuidar y proteger al otro; el deseo de mandar y ser obedecido. Esta posición puede generar coraje, paternalismo y la fantasía de “poseer” a los demás, “es gente”. Esta es una relación que manipula y busca “obligar” a los demás a reconocer que es “superior”, lo cual puede llevar a la persona a ser agresivo y prepotente. Esta posición genera resentimiento, y en caso de patología puede haber sadismo. Es una posición que genera altivez y finalmente, es una posición de dependencia, porque depende de que los demás acepten que él es “superior”.

La posición contraria también forma parte de la cultura de poder autoritario o coercitivo. En esta posición, la persona o el grupo piensa “soy menos”; y entonces la gente busca ponerse “abajo” del otro. Esto implica subordinación e inferioridad. Muchas veces la gente piensa “no importo”; implica el deseo de ser guiado, enseñado, y la búsqueda de ser cuidado y protegido. Puede haber obediencia o desobediencia, dependiendo de si hay dependencia o contradependencia. Esta posición también manipula, pero desde la debilidad: “no puedo”, “ayúdame”. Un ejemplo común son los empleados que le pasan su trabajo a sus jefes. Esta posición también genera coraje, pero muchas veces es pasivo, como por ejemplo, cuando el supervisor le dice al empleado, “hay que hacer esto y esto”, y el empleado le contesta, “sí, jefe”, pero cuando el otro se va, dice “yo no hago nada”. Muchas veces, cuando las cosas no “avanzan” en las empresas, es porque hay coraje pasivo. Esta posición también genera resentimiento, no es asertiva, y en caso de patología, puede haber masoquismo. Y finalmente, también es una posición de dependencia, porque requiere que el otro acepte jugar el rol contrario.

Las dos posiciones anteriores se dan en el plano vertical, y son generadas por la idea equivocada de que tener más de algo (dinero, posesiones, nivel socio económico o cultural, nivel organizacional, etc.), hace que uno sea más que otro. Pero nadie es más que otro, por tener más de algo. Confunden el “tener” con el “ser”. Pero el poder no es un asunto psicológico o sociológico, sino ontológico, y nos ha sido dado para servir.

En el plano horizontal, también hay dos posiciones psicológicas del manejo de poder. Una de ellas es muy poco productiva: la de independencia. Esta posición la generan uno de dos pensamientos: “me va a hacer daño”, o “no lo necesito para nada”. Es la posición del adolescente, que se pone lejos porque teme ser dañado, y no te deja entrar a su intimidad. Así hay muchos empleados y trabajadores.

La posición más productiva del manejo de poder, es una posición de interdependencia, que es originada por el pensamiento de que “somos iguales”, no importa que yo tenga más o menos dinero que tú, o que esté en un mayor nivel organizacional, o tenga más responsabilidad. Somos iguales porque  somos personas, y requerimos de la colaboración del otro, para lograr nuestras metas comunes. Si el poder es para servir, esta posición “estar con”, es la única en la que se puede servir. Estar abajo, genera servilismo; estar arriba, genera abuso; estar lejos genera indiferencia. Esta es una posición de colaboración, más que de competencia; y es más productiva porque es el único lugar donde se da el diálogo y la comunicación.  De arriba para abajo solamente hay órdenes; de abajo para arriba solo hay peticiones; lejos, ni siquiera hay comunicación. Esta es la posición de manejo del poder más productiva que permite la mayor generación de riqueza.

Icono OK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: