¿Quién es el responsable de generar riqueza?

POR: MARCO ANTONIO ESCOTTO CÓRDOBA

Percibo confusión en los gobiernos y las empresas acerca de cuál es la productividad que como sociedad nos debe importar, pues considero que no se ha comprendido cabalmente que la productividad es un concepto de sistemas, y que su significado depende del nivel de sistema del que estemos hablando.

Si bien la palabra productividad significa “hacer más con menos”, es necesario identificar de qué sistema estamos hablando. La productividad laboral, es la productividad de los trabajadores de una organización, y se mide en función de la producción generada en un tiempo determinado. Sin embargo, para entender lo que significa la productividad empresarial, es necesario comprender cuál es la razón de ser de una empresa, es decir: generar riqueza (en calidad de vida, en calidad de productos y servicios, en calidad humana, en calidad del medio ambiente, y, por supuesto, riqueza económica). Si la razón de ser de una empresa es generar riqueza, entonces, la productividad de una empresa significa: “cómo generar la mayor riqueza posible al menor costo”.

¿Cuál es la productividad que como sociedad nos debería interesar? La productividad empresarial. A través de la riqueza generada por las empresas se conforman las cifras macro económicas de un país. Por otro lado, por medio de la riqueza generada por las empresas se lleva a cabo la distribución de dicha riqueza entre los cinco grandes actores de una organización: clientes, empleados, accionistas, proveedores y la sociedad (vía el pago de impuestos).

Pero entonces, ¿de quién depende la productividad de las empresas? El paradigma que prevalece, es que de los empleados y trabajadores. Sin embargo, a partir de la colaboración con más de 100 empresas en sus procesos de generación de riqueza, he podido comprobar que sin lugar a dudas, la productividad empresarial depende de la alta dirección y los mandos intermedios. He encontrado que normalmente, si a un trabajador se le proporcionan adecuadamente las instrucciones acerca de lo que tiene qué hacer y cómo hacerlo, usualmente se avoca a dicha tarea.

Alta dirección y mandos medios: las mayores restricciones para la productividad
¿Y de quienes dependen las instrucciones acerca de lo que tienen qué hacer los trabajadores y de cómo hacerlo? De los jefes. La mayor pérdida económica, el mayor desperdicio no contabilizado en las empresas ocurre en la ineficiencia, baja productividad y desperdicio generado atribuible a los jefes. Si yo, como jefe de un grupo de personas identifico que alguien en mi equipo no es productivo, trato de identificar las causas y hablar con dicha persona, y si no se corrige la situación, tengo la facultad de separarlo del puesto. Pero si no me he preocupado por analizar los mejores métodos y procedimientos para llevar a cabo la labor de la que soy responsable, si no tengo estándares, si no tengo definidos perfiles de puesto para mis empleados, y los objetivos funciones y responsabilidades de cada puesto, si no se hacer un balance de las cargas de trabajo; y teniendo todo esto no me dedico a mantener motivado a mi personal, pues entonces, yo soy el responsable de la baja productividad de mi área.

Por otro lado, la productividad de las diferentes áreas, tampoco resuelve el problema de la productividad de las empresas. Eliyahú M. Goldratt, demostró científicamente que los óptimos locales van en contra del óptimo global. Es decir, yo puedo tener un equipo de ventas muy productivo, pero si el área de producción no se da abasto para producir el producto que vendo, estoy perdiendo dinero. Puedo tener un departamento de producción altamente productivo, pero si el área de ventas no vende lo que produzco, entonces solamente estoy llenándome de inventario y perdiendo dinero. Lo mismo pasa si mis costos no están bien calculados, con cada venta que haga puedo estar perdiendo dinero.

La productividad que importa es la de la empresa como un todo, la generación de riqueza global del sistema empresa; y eso requiere de habilidades de comunicación, trabajo en equipo, resolución de conflictos y calidad en el servicio en los mandos intermedios y la dirección. Definir la misión, la visión el sistema general de trabajo, las políticas, los procesos, los procedimientos y las metas de la organización son variables que forman parte de un proceso de productividad por el que tiene que suceder en la empresa. Lograr esto es la principal función de la dirección, según mi experiencia entre el 30% y el 50% del dinero que ingresa a las organizaciones se pierde por ineficiencias, baja productividad y desperdicios.

En artículos posteriores abordaremos la forma de medir esta productividad, por lo pronto, ver la productividad empresarial como un todo, es el primer paso ganado.

mescotto@kerycs.com

FB Etica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: